Songs for an Ewan Day, el festival mágico

No hay ningún otro festival que destile tanta magia como Songs for an Ewan Day: un precioso bosque rodeado de luces como escenario, food trucks para todos los gustos, conciertos muy especiales y, además, este año, atractivas actividades complementarias como yoga y paddle surf .


Songs for an Ewan Day_3

El 9 y 10 de agosto, el anfiteatro natural del bosque de Salinas vuelve a acoger una nueva edición de Songs for an Ewan Day, una cita llena de encanto y energía positiva en el que la música, la gastronomía y el deporte se entremezclan y funden en plena naturaleza.

Songs for an Ewan Day cuenta con dos zonas diferenciadas:

  • Por un lado, la parte musical tendrá lugar en el Escenario Mahou donde actuarán artistas tan interesantes como Guitarricadelafuente, Nil Moliner, Smile o David Otero, entre otros. Además, en este mismo escenario, Coti ofrecerá un mini concierto el sábado por la tarde para un máximo de 20 personas.
  • Por otro lado, un espacio gastronómico con food trucks de cocina callejera con propuestas internacionales para todos los gustos desde quesadillas hasta sushi pasando por hamburguesas de ternera asturiana o por opciones dulces y hasta veganas.

Además, como novedad este año, habrá divertidas actividades complementarias durante el día:

De la mano de Adarsa llega una exclusiva clase de yoga con Aida Artiles en la playa de Salinas el sábado por la mañana; y por la tarde, el mini concierto de Coti. El acceso a ambas actividades se sorteará a través sus redes y también de las del festival (@grupo_adarsa, @cariopemotor, @ewanclothing).

Por su parte, Asana propone una clase de yoga con Alessandra Oram, también la mañana del sábado en la misma playa y, a continuación una clase de paddle surf con Alazne Aurrekoetxea. Las dos actividades serán sorteadas tanto en sus redes como en las del festival (@asana_bio, @ewanclothing).

Esta nueva edición de Songs for an Ewan Day (que una vez más vuelve a ser gratuita, algo muy importante para sus organizadores) vuelve a demostrar que este festival es diferente a todos, y que es mágico desde el principio: tras recorrer una senda rodeada de árboles, las pequeñas luces brillantes y el sonido de la música marcarán la llegada al bellísimo enclave donde se celebra.

Una oportunidad única para disfrutar de dos días de música, gastronomía y diversión en absoluta armonía con la naturaleza. 

Deja un comentario