Iván Ferreiro – Casa

Ivan

Habían pasado 3 años desde su anterior trabajo, y sin embargo llega sin prisa este nuevo disco. Iván es de esos artistas que podría pasarse años y años de gira gracias a su ya bastante extenso repertorio de letras, aunado entre Los Piratas y su carrera en solitario. Tiene 46 años pero ya le acompaña ese aura de historia, una sensación de haber bregado ya lo suficiente por el mundo musical como para ser reconocido por más de una y de dos generaciones distintas.

Con esto no queremos decir que no estemos contentos del nuevo disco, nada más lejos de la realidad. También he de decir que a quien más ilusión hizo en la familia es a mi madre. En cualquier caso, ya desde que adelantara el primer single del disco, El pensamiento circular, supimos que el disco prometía.

Muy cuidada producción, y variedad. Canciones lentas y rápidas; más tristes y más animadas, hay de todo. Referencias frikis, al Dr. Manhattan o a Galactus el devorador de planeta. Lanieakea y Dies Irae ponen la nota roquera al disco, mientras que La otra mitad es, según palabras del propio artista, una canción que habla de política.

En definitiva es un disco muy recomendable, que no desmerece ante sus anteriores trabajos. La humilde opinión de un servidor es la de que resulta un trabajo muy completo, heterogéneo pero con un buen hilo conductor, y que se puede situar entre los mejores trabajos del artista. Podríamos hablar de como presenta cada vez más madurez en sus canciones, o como depura sus letras y las cuida, pero no sería Iván. Simplemente podemos decir que una vez más, da una vuelta de tuerca al panorama con su clásica ironía y esas letras que por sinceras acaban por parecer lo que no son. Lo vimos hace apenas dos semanas y ya tenemos ganas de que vuelva por tierras asturianas a tocarnos sus nuevas y viejas canciones.