2017 o el año que redescubrimos a Mac DeMarco

theolddog

Pese a lo que se pueda pensar al salir de casa y ver las calles de cualquier ciudad iluminadas, este año Navidad fue en primavera. Y, es que a diferencia de esos calcetines que te regala tu abuela o ese jarrón que parece ser fruto de una pseudoamistad, el nuevo disco de Mac Demarco sí es lo que todos necesitábamos.

Se trata de un artista que, pese a su apariencia descuidada y su característica infraproducción, al oírlo nos hace revivir (y a veces descubrir) la delicadeza de los sentimientos humanos. En una actualidad inundada de trap, minimalismo e irreverencia, nos recuerda que tenemos derecho a sentarnos, cerrar los ojos y ponernos blanditos.

Aún manteniendo esta capacidad para emocionarnos, sí que podemos afirmar que el nuevo disco ‘’This Old Dog’’ ha logrado sorprendernos. Bien es cierto que en la parte técnica las novedades son más sutiles, destacando él mismo el poder acústico de su obra de ‘’rock italiano’’; pero de ese lado divertido y despreocupado que abanderaba ‘’Salad Days’’ no queda ni rastro en las nuevas letras demarquianas.

El rey del lo-fi olvida parte de los riffs e introduce guitarras acústicas y un par de sintetizadores, cambio que es protagonista en canciones como ‘’For the first time’’ o ‘’One more love song’’. Y, sí, el resultado es un sonido que refleja una dejadez que eleva la sensación de dolor y se convierte en nostalgia.

Pero el gran cambio se deja ver en sus letras y en el ambiente de pesar que rodea sus nuevas canciones. Lo que no se duda es que el disco sigue girando en torno al amor. En la maravillosa ‘’Moonlight On The River’’ podemos disfrutar de una larga canción que tiene como protagonistas a la melodía de una guitarra eléctrica y a la complicada relación del músico con su padre enfermo.. ’’This Old Dog’’ llora sobre un amor triste pero imperecedero, mientras que ‘’Baby You’re Out’’ habla sobre una relación enterrada. Personalmente, me quedo con ‘’Still Beating’’ y su letra que a todos nos hará sentir comprendidos en algún momento de nuestras vidas.

En la canción homónima al disco, Mac nos canta -casi al oído- melancólicamente ‘’this old dog ain’t about to forget’’ y nosotros no sabemos si lo dice sinceramente o si simplemente le creemos porque nos ha hecho estremecernos. Lo que sí sabemos es que nosotros no olvidaremos este disco fácilmente.

 

Deja un comentario